Miguel y Ángel, los únicos siameses por elección