«Los habitantes de mi mesa de trabajo»