Historia, arte y ciudad

Alt Text

La historia es neón y asfalto. El tiempo ha pasado y ahora la ciudad es el entorno natural de varias generaciones.

La calzada fría y dura donde ninguna pisada deja huella es también memoria colectiva. Para muchos, la calle es más que cemento barato sobre el que nos desplazamos, manifestamos, jugamos, deambulamos, dormimos. Es símbolo. Significado y significante.

Volver al origen ya no es necesariamente ir al campo o al pueblo. Es volver a la ciudad. Y es desde lugar que busco re-conectar con nuestra humanidad y memoria.

Busco relatar el largo y apasionante recorrido de la historia de la humanidad a través de elementos simbólicos de la ciudad. Para lo cual produzco acciones participativas en el espacio público de forma nómade, de plaza en plaza, de calle en calle. Trabajando no sólo con el pensamiento sino con el sentimiento, la memoria local y el contexto social donde la materialidad es importante para entender corporalmente la esencia de las cosas.

El objetivo es experimentar la historia con prácticas artísticas que desplacen el centro del interés creativo y busquen romper con el sistema rígido de transmisión de conocimiento.

Una nueva forma de entender la historia con el arte como material que permite unir pasado y presente, naturaleza y ciudad, cultura y rito, urbe y sociedad.